La oficina de la FES abrió sus puertas en Republica Dominicana en el año 1979 en un momento de mucha esperanza para las políticas progresistas tanto en el país como al nivel global: el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) recién había ganado las elecciones bajo el liderazgo de José Francisco Peña Gómez y el ex canciller alemán, Willy Brandt, fue presidente de la Internacional Socialista. Como organización amiga del partido social demócrata alemán y los sindicatos alemanes la FES brindaba asesoría al PRD y las organizaciones sindicales dominicanas y realizaba investigaciones en el área social y económico y del desarrollo de una cultura democrática ciudadana.

Hoy en día el panorama político nacional e internacional es diferente, pero el trabajo de la FES sigue comprometido de igual manera con la lucha por la justicia social, la libertad y la solidaridad. La Republica Dominicana se ha convertido de un país en vías de desarrollo a una de las economías emergentes de América Latina con altas tasas de crecimiento. Sin embargo cuenta con una de las sociedades más marcadas por la desigualdad social de la región y los logros económicos no se han traducido en una reducción de la brecha salarial o una mejora significativa del nivel de vida de la populación más vulnerable.

Con este trasfondo el trabajo de la FES trata de apoyar la búsqueda de un modelo de desarrollo más sostenible en cuanto a inclusión social, trabajo decente e impacto al medio ambiente y aspira a fomentar el intercambio entre representantes de la sociedad civil y decisores políticos. Con su principal programa “Agentes de Cambio” – programa de formación político juvenil – la FES apuesta a una nueva generación de liderazgo progresista.